Procuramos ofrecerle la mejor experiencia posible, pero también deseamos respetar su privacidad. Al hacer clic en “Acepto”, usted está de acuerdo con nuestro uso de cookies, que nos ayuda a proporcionarle una información más personalizada. Si desea desactivar esta función u obtener más información sobre nuestra política, consulte nuestra Política de cookies. Muchas gracias.
Actualice su navegador web
Está utilizando un navegador que no es compatible con nuestro sitio web. Para disfrutar de la mejor experiencia en nuestro sitio, le recomendamos que utilice un navegador más reciente. Consulte nuestra lista de navegadores compatibles.

Seguridad y salud para el viaje

Obtenga más información sobre cómo organizar su viaje con antelación si tiene un problema de salud y descubra cómo creamos el entorno más seguro posible para nuestros pasajeros.

Trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda (TVP) es la formación de coágulos en los vasos sanguíneos que pueden obstruir la circulación de la sangre a un órgano vital. Durante un viaje en avión o en cualquier otra situación en la que una persona permanece sentada durante un periodo de tiempo prolongado, la TVP puede aparecer en las pantorrillas.

Los factores que pueden hacerle más susceptible a la DTV incluyen:

  • Edad por encima de los 40 años
  • Embarazo*
  • Tabaquismo
  • Obesidad
  • Cáncer maligno*, actual o en el pasado
  • Problemas sanguíneos que le hagan tener tendencia a sufrir la formación de coágulos*
  • Enfermedades coronarias o enfermedades vasculares*
  • Historial personal o familiar de TVP o embolia pulmonar*
  • Alguna lesión importante o cirugía reciente, especialmente en el tronco inferior*
  • Terapia de estrógenos, incluidos anticonceptivos orales*
  • Inmovilización reciente o en el pasado*
  • Falta de fluidos corporales que puede aumentar la viscosidad de la sangre
  • Venas varicosas

* Si este es su caso, le recomendamos que consulte a su doctor antes de volar.

  • Dolor y sensibilidad en los músculos de las pantorrillas.
  • Hinchazón de la pierna, especialmente si es solo de un lado. A la mayoría de la gente se le hinchan los dos pies después de un largo viaje, pero esto es generalmente debido a la acumulación de agua como resultado de la gravedad y pasa pronto.
  • Aumento de la temperatura corporal o rojez en la pierna.
  • Dilatación de las venas superficiales de la pierna.

Como la causa principal es la inmovilidad, hay muchas cosas que puede hacer para reducir este factor y, por tanto, para minimizar el riesgo de tener problemas de TVP. Algunas sugerencias:

  • Camine por la cabina, si no lo prohíbe la señal del cinturón, cada dos o tres horas para interrumpir largos periodos de inmovilidad. Moverse por la cabina durante vuelos largos le ayudará a reducir los periodos de inmovilidad, aunque quizás no siempre sea posible. Los posibles beneficios para la salud deben compararse con el riesgo a lesionarse si el avión atraviesa una zona de turbulencias repentina.
  • Mueva las piernas y los pies durante tres o cuatro minutos cada hora mientras permanece sentado en su asiento para que los músculos no dejen de bombear sangre y evitar la estasis venosa).
  • Haga estiramientos mientras espera para utilizar los lavabos.
  • Evite llevar ropa ajustada en la parte alta de los muslos y el cuerpo.
  • No deje el equipaje de mano en lugares donde limite el movimiento de sus pies y piernas.
  • Las personas que tengan algún riesgo especial deben consultar con su médico sobre medidas preventivas, como por ejemplo consumir una dosis baja de aspirina soluble, llevar medias de compresión o incluso seguir una terapia anticoagulante para aquellos que tengan un mayor riesgo.
  • Evite comenzar un viaje en avión en un estado de deshidratación (p. ej., después de consumir una gran cantidad de bebidas alcohólicas, con resaca, o después de estar al sol o en un ambiente caluroso durante un tiempo prolongado).
  • Beba café, té o alcohol con moderación ya que son diuréticos y pueden causar deshidratación.

En el vídeo de seguridad y en nuestra revista de a bordo Discovery también encontrará sugerencias y ejercicios para ayudar a prevenir la trombosis venosa profunda (TVP).

¿Cómo se puede hacer ejercicio a bordo?

Le animamos a probar estos sencillos movimientos para relajar los músculos la próxima vez que viaje en avión. Si siente dolor o malestar cuando realice estos ejercicios, pare de inmediato.

1. Empiece sentándose cómodamente con su asiento en posición vertical.

2. Repose los pies en el suelo. Estire los pies apuntando con los dedos hacia arriba y hacia abajo, repitiendo el movimiento tantas veces como le apetezca.

3. Doble su torso ligeramente hacia delante y agarre una rodilla con las manos. Eleve la rodilla hacia el pecho poco a poco durante unos segundos, y luego suéltela y coloque el pie de nuevo en el suelo. Continúe con la otra pierna y repita el movimiento 5 veces con cada pierna.

4. Sitúe las manos bajo un muslo y elévelo poco a poco hacia su pecho. Gire el tobillo en movimientos circulares durante 5 segundos antes de colocarlo otra vez hacia abajo. Continúe con la otra pierna y repita el movimiento 5 veces con cada pierna.

¿Qué sucede si tengo antecedentes de TVP o síntomas de padecerlo?
Si tiene antecedentes de padecer una TVP, consulte con su médico para obtener más asesoramiento. Si tiene síntomas, se le pedirá que envíe un formulario MEDA de autorización médica.

Ejercicios a bordo