Actualice su navegador web
Está usando un navegador web no compatible. Consulte la lista de navegadores compatibles para disfrutar de nuestro sitio web de manera óptima.
Utilizamos cookies para ofrecer la mejor experiencia posible. Puede obtener más información aquí.
Puede obtener más información aquí. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.
Usted ha bloqueado las cookies de esta página web.
Active las cookies para mejorar la navegación.
Reservar Explorar el menú del sitio web

Seguridad y salud para el viaje

Obtenga más información sobre cómo organizar su viaje con antelación si tiene un problema de salud y descubra cómo creamos el entorno más seguro posible para nuestros pasajeros.

Antes de volar

Normalmente viajar en avión es uno de los métodos más seguros y prácticos para llegar a un destino. Sin embargo, cuando se trata de ciertos problemas de salud, planificar el viaje con un poco de antelación suele hacer que el viaje sea más cómodo, tanto durante como después del vuelo.

Salud y viajar: antes de volar

¿Me permite mi estado físico viajar?

La mayoría de la gente puede viajar en avión sin problemas, pero se debe prestar una atención especial a los pasajeros cuya situación médica pueda empeorar por la altitud, hipoxia, estrés del viaje, por cargar con maletas, por el cambio de temperatura y comida o por otras dificultades relacionadas con los viajes.

Todos los pasajeros deben asegurarse de que su estado físico les permite emprender un viaje en avión. Le recomendamos encarecidamente que consulte con su médico o con un especialista médico en problemas relacionados con los viajes en avión antes de viajar si tiene alguna duda o preocupación sobre su estado físico.

Algunos pasajeros deberán superar un control médico de nuestra Unidad de medicina aérea para poder garantizar su salud, seguridad y comodidad a bordo, y para además facilitar cualquier asistencia médica especial que pueda necesitar durante el viaje. Es posible que un pasajero tenga que pasar un control médico antes de subirse al avión si:

  • La idoneidad de un pasajero para viajar está en duda a causa de una enfermedad, hospitalización, lesión o cirugía reciente.
  • Un pasajero tiene un problema médico que genera una duda razonable sobre su idoneidad para completar el vuelo con la suficiente seguridad y sin la necesidad de requerir asistencia médica extraordinaria durante el vuelo, por ejemplo, por dificultades para respirar, una angina de pecho inestable, una enfermedad terminal, etc.
  • Se requieren servicios especiales a bordo, como oxígeno o el uso de equipos médicos.

Si quiere conocer los detalles sobre los requisitos de nuestro control médico, consulte la sección Control médico en la sección de Asistencia especial o póngase en contacto con nuestra oficina de reservas local para consultar dudas antes de comenzar el viaje.

Vacunas 

Aunque la mayoría de los pasajeros ya se han vacunado cuando eran pequeños, es posible que se necesiten nuevas vacunas o recuerdo de alguna de ellas, dependiendo del destino elegido. Encontrará más información sobre los requisitos de vacunación necesarios para cada país en el sitio web de IATA.

Le recomendamos que consulte con su médico o una clínica especializada en viajes entre cuatro y seis semanas antes del viaje para recibir información sobre las precauciones de salud que debe tomar y las vacunas que pueda necesitar dependiendo de su destino. Asegúrese de llevar los certificados de vacunación en su equipaje de mano junto con sus documentos de viaje. 

Sugerencias generales de viaje

  • Recomendamos encarecidamente a los pasajeros que contraten un seguro de viaje con las suficientes protecciones por enfermedad, lesión o accidente que puedan requerir tratamiento o repatriación. Esto es particularmente importante para vacaciones de aventura o viajes de esquí o submarinismo.
  • Tenga en cuenta que es posible que las instalaciones sanitarias en el país de destino no tengan la misma calidad que las de su país de residencia, especialmente si va a viajar a lugares remotos o países en vías de desarrollo. Es mejor no viajar a dichos lugares si está embarazada o tiene algún problema médico que pueda requerir acceso a instalaciones sanitarias modernas. Si se va de vacaciones “de aventura”, asegúrese de que allí encontrará instalaciones sanitarias adecuadas por si se lesiona y necesita un tratamiento de urgencia.
  • Si necesita tomar medicación de forma regular, asegúrese de que lleva suficiente en su equipaje de mano para el viaje y para uno o dos días adicionales. También le recomendamos que lleve las recetas médicas para evitar problemas en el control de aduanas. Para conocer más detalles, lea la sección Transporte de medicamentos/objetos punzantes.
  • Es mejor llevar dos bultos ligeros de equipaje facturable que un bulto muy pesado. Un bulto muy pesado puede causar lesiones al levantarlo.
  • Trate de dormir lo suficiente la noche anterior a su vuelo ya que esto le ayudará a evitar problemas adicionales con el “jet lag”.
  • Coma con moderación antes de su vuelo para evitar una indigestión.
  • Es mejor llevar ropa suelta y cómoda hecha con fibras naturales y botas o zapatos cómodos que no le aprieten, ya que estar en posición sentada durante largos periodos puede provocar que sus pies se hinchen.

Más información sobre la preparación del viaje